La paciencia

“El Señor, Dios clemente y misericordioso, es lento para la ira y rico en fidelidad”. Ex 34, 6. La paciencia es una prerrogativa divina, Dios es magnánimo, constante, paciente, “lento a la ira”. Para un cristiano la paciencia es “capacidad de ver y de sentir con magnanimidad”, es decir, el arte de acoger y vivirSigue leyendo “La paciencia”